Escuela de Agronomía: 64 años de excelencia

Alberto Maytorena | Miércoles 22 de febrero de 2017 | en Hermosillo

8A foto1 M.A. Rafael Retes Rojas coordinador Lic en Agronomia-Sergio Gomez (1)

El dulce aroma a naranjo embarga los pasillos de la escuela de agronomía de la Universidad de Sonora, refugiada en el kilómetro 20 de la carretera a Bahía de Kino, donde los estudiantes conviven en 200 hectáreas de tierra fértil preparándose para convertirse en ingenieros.

El jefe del Departamento de esta escuela, Rafael Retes López, indicó que el plantel cuenta con un auditorio, biblioteca, establo ranchero, área de cerdos, una huerta, una cafetería y una enfermería, entre otras instalaciones.

De acuerdo con su misión y visión, el Departamento se mantiene alerta a la búsqueda de la excelencia académica a partir de los avances en la ciencia y tecnología, al mismo tiempo que mantiene un compromiso con la generación del conocimiento y la innovación de la práctica.


Algo de historia

La escuela como tal se fundó el 15 de octubre de 1953, abriendo sus puertas bajo el nombre de “Escuela Agropecuaria” e iniciando las clases con un plan de estudios a nivel técnico de Perito Agrícola, el cual se cursaría en 3 años.

Un año más tarde, bajo el concepto de egresar agrónomos que cumplieran las exigencias del medio agropecuario de aquellos tiempos, el plan de estudios cambió y con ello el nombre de la academia, que sería conocida como Escuela Superior de Agricultura y Ganadería.

Posteriormente, en 1973 se crearon 4 departamentos con sus respectivas especialidades, siendo éstos Fitotecnia, Horticultura, Zootécnica e Irrigación, además se llevó a cabo el traslado de la escuela hacia las instalaciones de lo que hoy es el campo experimental del Departamento.

Es en 1995 cuando la escuela cambia nuevamente su nombre a partir de la derogación de la Ley Orgánica de la Universidad de Sonora, y se convierte en el Departamento de Agricultura y Ganadería, nombre que conserva en la actualidad.

 

Demanda y posicionamiento

Retes López señala que la carrera a su cargo ha tenido un aumento paulatino de solicitudes por parte de nuevos aspirantes, pues el año pasado aplicaron alrededor de 720 estudiantes, de ellos hicieron el examen de selección 320 y de ese grupo los 80 mejores promedios fueron los que se quedaron.

Actualmente son alrededor de 320 alumnos los que toman clases en el área de agronomía, además la escuela cuenta con una taza de retención estudiantil del 93%.

Según señala el Jefe de Departamento, hay un “ranking” a nivel nacional dentro del suplemento Guía Universitaria de la revista Selecciones, mismo que abarca poco más de 120 programas de agricultura de educación superior, en el que se encuentran ubicados en el octavo lugar.

La tabla de posicionamiento indicó que en 2014 la escuela de Agronomía se encontraba en décimo lugar, sin embargo al año siguiente llegó al octavo, por lo que esperan la posición que ocuparán en los resultados del próximo año.


Bolsa de trabajo

De acuerdo con el testimonio de Retes López, compañías productoras de carne estadounidenses se muestran interesadas en los alumnos egresados de la Universidad de Sonora, por lo que el estudiante tiene su trabajo prácticamente asegurado en tanto cuente con su cédula y título.

El responsable de la carrera añadió que, una vez que los universitarios son aceptados, la compañía les envía una carta de trabajo indicando que ya pueden laborar con ellos. Con ella van al Consulado, sacan su visa de trabajo y automáticamente pueden trabajar de manera legal en Estados Unidos.

Muchas compañías incluso esperan a que los estudiantes terminen sus estudios y con ello la tramitología correspondiente para comenzar a emplearlos, tal es el interés de estas empresas que acuden al plantel a entrevistar alumnos y, al que consideren más útil, se lo llevan.

Los ingenieros agrónomos más destacados de la escuela han cursado estudios de posgrado en universidades de Chapingo, Querétaro y Guadalajara.

Otra forma de vinculación sucede a través de las prácticas profesionales, mismas que están diseñadas con el propósito de que los alumnos de semestres avanzados acudan a empresas particulares o dependencias del Gobierno.

Los estudiantes deberán presentar un proyecto a la institución que deseen ofrecer su tiempo, mismo que deberá ser aceptado por ésta antes de permitírseles formar parte de su planta de trabajo.

Después de 400 horas, el alumno debe presentar un producto final y el proveedor tiene que aprobarlo y, mientras no lo haga, el alumno no se podrá graduar.

 

Al futuro

La escuela se encuentra en un proceso de reestructuración del plan de estudios para dar respuesta a las exigencias del medio, ya que, si bien el rendimiento de la carrera ha sido adecuado, Retes López no se encuentra conforme con éste.

Dentro de este proceso se tiene contemplado hacer un plan de mejora con base en competencias para agrónomos, mismo que no solamente sea la parte de enseñanza sino verificar que haya un aprendizaje en torno a hacer frente a situaciones y solucionar problemas que se presentan en su vida profesional.

Según el Jefe del Departamento, se trata de una exigencia del mercado, además de una petición por parte de algunos organismos acreditadores de escuelas de agronomía, tal como el Consejo Mexicano para la Acreditación de Escuelas de Agricultura.

 

Fraternidad de Ingenieros Agrónomos

Cualquier alumno egresado y titulado de la escuela de Agronomía de la Universidad de Sonora puede entrar a la Fraternidad de Agrónomos, indicó César Francisco Valencia Saavedra, ingeniero por la misma escuela, quien trabaja en el Programa Ganadero (Progan) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

La función principal de la fraternidad, misma que fue fundada en la década de los 70 y se encuentra precedida por el ingeniero Roberto Contreras García, es la de representar al gremio y establecer una red de comunicación entre alumnos egresados, así como ayudarse entre sí.

Valencia Saavedra exhortó a los próximos egresados de la ingeniería a sumarse a este organismo que, si bien no cuenta con los mismos protocolos, en esencia se trata de un colegio de ingenieros agrónomos.

“Es una carrera muy bonita el producir alimentos para la gente, es de mucha responsabilidad porque es una de las primeras necesidades del ser humano”, añadió.

 

Actividades

La escuela celebrará el Día del Ingeniero Agrónomo el miércoles 22 con un evento dirigido a los alumnos, en vinculación con la Fraternidad de Agrónomos que involucra a todos los ingenieros egresados del Departamento, además habrá un mensaje por parte del Rector de la Máxima Casa de Estudios sonorense, Heriberto Grijalva Monteverde.

El viernes 24 habrá un ciclo de conferencias en el que se abarcará la parte agrícola y la parte ganadera, donde estará el director técnico de Agua de Hermosillo, Rafael García Flores, quien es egresado de la misma escuela, y además se llevará a cabo una charla motivacional para el alumnado.